lunes, 1 de diciembre de 2008

Sida, prueba y prevención

Zona de Tolerancia

A Vladimir Camargo

Por Rodrigo Vidal

Saber que existen 110 mil 339 personas que viven con el virus de VIH/Sida en México y que la tasa de mortalidad entre la población de 25 a 44 años es de 16.3 para hombres y 3.2 en las mujeres (INEGI 2006), nos sirve para dimensionar la magnitud de la pandemia, sin olvidar que esas cifras sólo indican los casos detectados mas no el total de las personas infectadas; por eso saber si somos portadores o no del virus del VIH es la mejor información con la que debemos contar para contribuir a evitar que se propague más la enfermedad, junto con la prevención.

Tener sexo sin condón nos convierte en candidatos potenciales para adquirir el VIH. Es necesario que toda persona conciente que durante algún momento de su vida, así haya sido una sola vez, tuvo sexo sin protección se realice una prueba de detección, para terminar con toda incertidumbre sobre un posible contagio, o de lo contrario, si resultó positivo, iniciar de inmediato un tratamiento que les permita mantener controlado el virus y llevar una vida de calidad.

El Centro Nacional par la Prevención y el Control del VIH/Sida (Censida), anunció que para 2009 realizará medio millón de pruebas rápidas de detección del virus, además la Secretaría de Salud (SSA), 30 millones de condones para repartir entre la población, como parte de las medidas de detección y prevención de la enfermedad.

Pero nada de esto resultará si como personas, indistintamente de la orientación sexual, posición social, género, edad, estado civil, creencia, y demás, no somos responsables en el ejercicio de nuestra sexualidad. Es necesario acabar con los tabúes que rodean la sexualidad humana y que orillan a que los jóvenes se inicien sin información adecuada y por lo tanto sin protección. O a que los adultos mantengan prácticas de riesgo bajo preceptos equívocos y anticuados de masculinidad y feminidad (el hombre es hombre y como tal puede tener sexo con las mujeres que le plazca, llegar a su casa y tener sexo con su esposa sin protección).

Pero también urge acabar con el miedo a conocer los resultados de un examen de detección del VIH cuando se han tenido relaciones sexuales de riesgo, sin protección. El Día Internacional de Lucha contra el Sida no debe servirnos sólo para conocer que la población en edad productiva es la que más muere a causa del virus, que Veracruz ocupó en 2006 el primer lugar en defunciones, con 687 casos; seguido del Distrito Federal con 647, Jalisco 297, Estado de México con 296, Baja California con 285 y Chiapas con 255.

Nos debe servir para convertirnos en actores principales en el combate a la enfermedad. Acercarnos a quienes tienen la información sobre cómo prevenirse, cómo disfrutar una sexualidad plena y segura, cómo orientar a nuestros semejantes, cómo hablar del tema con nuestros hijos o cómo preguntar a nuestros padres. Ante quién realizarse una prueba de detección, cómo atenderse en caso de resultar 0 Positivo, cómo darse calidad de vida aún con el virus dentro, cómo darle calidad de vida, respeto e inclusión a las personas que lo padecen.

La responsabilidad de cuidarnos es de todos. En cada uno de nosotros está el remedio para evitar que el Sida siga creciendo. Las pruebas de detección del VIH son gratuitas; para la población abierta sólo deben acudir a su Centro de Salud. Los resultados de los análisis son confidenciales.

“El deporte, no tiene fronteras”
La muerte de Vladimir Camargo resultó un golpe para muchos, comenzando con su familia (numerosa en hermanos e hijos), pero también para sus amigos, compañeros de trabajo, de deporte, de parranda, compañeros de la vida. Todo aquel que lo conoció sabe a lo que me refiero. Sabemos lo que perdimos.

No resultaba lo más apegado al modelo de perfección... sin duda no. Como todos, cargaba sus defectos, que él con mucha gracia hacía siempre más notorios. Eso sí, debo reconocerle su calidad humana. Conocí a Vladimir Camargo como conocí a muchos en el medio periodístico local, pero se quedó en mis afectos como pocos.

Trabajamos juntos en los noticieros de Radiorama de Poza Rica, hace 10 años. Él a cargo del segmento deportivo… cada vez que iba (les dije que no era modelo de perfección), y cuando no iba (sobre todo en el noticiario matutino), ya sabía lo que le esperaba: la misma cantaleta, como disco rayado, sobre la responsabilidad y bla bla bla, que le daba un servidor. Filosóficamente, Vladimir siempre respondía: “¿qué crees que prefiero hacer a las siete de la mañana, llegar a verte las barbas o estar en la cama agarrando el ‘peluche’ de mi vieja?”. ¡Qué cinismo de Vladimir Camargo! Pero hoy le doy toda la razón.

Y cuando parecía que la vida laboral no nos volvería a juntar, a ambos nos cayó el chahuistle y de nuevo trabajamos juntos, esta vez en la redacción de Noreste, donde compartimos más y mejores anécdotas, que bien podría pasarme varios días recordando y riendo, y no terminaría de contarles.

Ya le lloré mucho, más de lo que él mismo me hubiera permitido hacer, por eso quise compartir estos momentos que recuerdo de él, como él era, lleno de humor. Ni aún en su momento de mayor preocupación o dolor, dejaba de reír y bacilar. Ni siquiera cuando murió su padre.

Vladimir, fuiste a toda madre y como tal te voy a recordar, mas no a extrañar, porque como me dijo un amigo, recordar es vivir y mientras tenga memoria te tendré presente. Descansa en paz y a toda tu familia, pronta resignación.

Comentarios o lo que les nazca decir, háganlo aquí:

3 comentarios:

ADN, eL MoRb0sO dijo...

Ay Ruy te haz agarrado una rachita de temas muy escabrosos...

Bueno, no tanto pero sí muy delicados.


Sobre el tema del SIDA si es algo que yo paso sin ver... de 'cruz, cruz que se vaya el chamuco y venga Chuy'

Ay no sé, tengo muuuuchas ideas encontradas con ese tema...

Lo que si me duele mucho son los niños que nacen infectados...

No, hoy no quiero profundizar... pero tampoco quise dejar en blanco...


Bueno. Saludos Ruy.

PashmiNa dijo...

Pues desgraciadamente hay muchas personas que no se cuidan porque alegan que "no se siente lo mismo"...ya no es por falta de información, es por falta de ganas de cuidarse; pienso que ya no hay tabúes con respecto al sexo, ya de todo se habla libremente sin embargo aún así no entiendo por qué la gente no predica con el ejemplo...

en fin, qué se le va a hacer?

saludos!

Livia Díaz dijo...

Te invito a unirte a la campaña ¡LIBEREN A VOLADOR!

(jjj...)

a Vladimir, un beso donde quiera que esté.

A mi me gusta la Zona