lunes, 8 de diciembre de 2008

Prueba-la-prueba

Zona de Tolerancia

Por Rodrigo Vidal

Las consecuencias –que toman niveles de tragedia-, dentro del círculo de amigos, la familia y de manera interna, de una persona infectada con el virus de VIH/sida, se vuelven mayores cuando el infectado es un recién nacido. Una situación que puede ser previsible si los padres se realizaran de manera voluntaria la prueba de detección del virus.

Si se conociera a tiempo el estatus serológico de las madres es posible evitar la infección del bebé. Según cifras de la Secretaría de Salud y que publica Letra S, de los más de dos millones de embarazos anuales registrados en el país, alrededor del uno por ciento son de mujeres que viven con el virus del sida y no lo saben. De este porcentaje, sólo una cuarta parte de mujeres son atendidas para evitar la transmisión del virus a sus bebés. La cifras indican que cada año podrían nacer más de mil 500 bebés con VIH.

Quizá la propuesta de la pediatra Esperanza Hernández Cuellar, responsable del área de Pediatría del Hospital Regional de Poza Rica, de eliminar algunos candados para realizar de manera obligatoria la prueba de VIH/Sida, en mujeres embarazadas no sea descabellada. Pero esta medida tiene que estar reforzada con una amplia y agresiva campaña de información para evitar que el virus se siga propagando.

Una estrategia que refuerce las campañas de prevención y cuidado en el ejercicio de la sexualidad, que no sólo sea repartir condones, sino informar sobre cómo ser responsables en el ejercicio de nuestra sexualidad. Se trata de evitar que haya mujeres infectadas, que sin saberlo se embaracen y transmitan el riesgo de infección a su bebé.

Se trata de que cada uno seamos concientes de nuestras prácticas sexuales y los riesgos de ejercerlas sin protección. Los riesgos aumentan con corrientes como el Bareback, o tener “sexo a pelo”, práctica común entre hombres que sostienen sexo con otros hombres (HSH), pero igual de extendida entre parejas heterosexuales, y que aumenta la posibilidad de reinfección entre personas con VIH.

Y aunque resulte increíble, este movimiento llevó a crear “comunidades” entre personas ceropositivas que practicaban el Bareback, aumentando con ello la posibilidad de reinfectarse y elevar la carga viral o adquirir una nueva cepa del virus, que termina en muchos casos por generar resistencia a los medicamentos antirretrovirales.

Realizarse una prueba de detección del virus es sencillo, lo difícil podría ser tomar la decisión, sobre todo si son concientes de haber sostenido relaciones sexuales sin protección, pero es otra manera de cuidar tu salud, así como el ejercicio o la buena alimentación. Se elimina la angustia por ignorar el estado serológico y si desean procrear, y han incurrido en prácticas de riesgo, la prueba ayudará a tomar una decisión.

La prueba más común es la llamada Elisa (enzima-linked immuno sorbent assay), que identifica anticuerpos para varios virus, entre ellos el VIH. En todos los casos en donde el resultado es positivo se lleva a cabo una segunda prueba, la Western Blot, que es específica para detectar los anticuerpos que buscan combatir el VIH.

Al realizarte la prueba tienes derecho a la consejería, sin importar el resultado; si resulta negativo primero experimentarás un inmenso alivio, te proporcionará información para vivir una sexualidad segura y mantenerte seronegativ@, te motivará a protegerte para no exponerte al VIH; y su resulta positivo te ayudará a vivir sano más tiempo, vivir muchos años sin desarrollar sida y contrarrestar las enfermedades oportunistas.

Te decidirá a actual responsablemente y proteger a tu(s) pareja(s) sexuale(s), te ayudará a comprender lo que implica vivir con VIH. Si eres mujer y estás embarazada, puedes iniciar un tratamiento que te ayudará a reducir o tal vez eliminar el riesgo de transmitirle el VIH a tu bebé.

Estar informado y protegerte es tu responsabilidad, y la ventaja es que hay muchos lugares dónde recibir información y ayuda. Insistiré las veces que sea necesario, sin importar las fechas, de la necesidad de acudir a realizarte la prueba y evitar que siga propagándose la enfermedad. La lucha contra el VIH/sida es diaria y también personal.

Comentarios, quejas y sugerencias dirigir aquí abajo.

4 comentarios:

PashmiNa dijo...

Tienes razón en lo que dices, sin embargo la gente no se cuida no por falta de información porque esa abunda, ya estamos en la era del conocimiento, en una sociedad abierta sino por miedo.. miedo a descubrir que realmente pueden estar enfermos, lo que hace aun más grave el asunto..

Lástima que tengan que pagar niños inocentes que sólo van a venir al mundo "de paseo" para luego irse.. pero en fin.

Saludos!!

ADN, eL MoRb0sO dijo...

Oye Ruy, parece que te tomaste la semana del SIDA... ^_^


Desgraciadamente este tema es de interñes y URGENCIA social, puesto que las consecuencias son alarmantes, pero sobre todo es un mal que ha crecido en medida.

Ya no es por falta de información (creo) más bien es como dice mi sonriente Pash, por miedo a enterarse de que se está con el virus activado.

Ya más bien es la cultura que se mama desde casa.

Bueno, de hecho supongo que este problema es multifactorial.


Saludos mi buen y estimadísimo Ruy.

RUY dijo...

Por desgracia es cierto, mucha información se ha dado a conocer sobre la prevención y ni caso le hacemos, pero también me percaté de otra cosa, por mi trabajo he llegado a lugares donde aún desconocen lo más básico.
Por eso todos mis respetos para la gente que se fleta en las campañas de prevención, sobre todo de las organizaciones civiles.
Saludos mis queridos morbosillos ¡ups! me equivoqué de frase jajajaja... eso se pega jajajaja

ADN, eL MoRb0sO dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja...


Ay mi estimadísimo Ruy...



Saludotes y un abrazo!

A mi me gusta la Zona