sábado, 27 de junio de 2009

Arias, la línea; Celina, el patito feo

Zona de Tolerancia

Por Rodrigo Vidal


Me queda claro que la lucha por el poder, es por el poder mismo –y todo lo que implica en su uso y abuso-; y lo que buscan todos los partidos políticos para esta elección es lograr una mayoría en el Congreso que les otorgue poder dentro de ese Poder, y de ahí negociar ¿qué? lo negociable en México, que a estas alturas parece serlo todo, con un beneficio para pocos, muy pocos.

Y en cualquier lugar donde exista una figura de poder –sindicatos, instituciones religiosas, empresas, y demás-, ocurre lo mismo. Por eso no me resulta extraño que la elección para Rector de la Universidad Veracruzana tenga vicios y mañas de cualquier contienda política, y que Raúl Arias Lovillo, actual rector de la máxima casa de estudios del estado, mueva todos los hilos para su reelección.

Al terminar la sesión del Concejo Municipal de Patrimonio Cultural, el vicerrector de la Región Poza Rica-Tuxpan, Alejandro Córdova Cevallos, fue entrevistado sobre el proceso interno para elegir un “nuevo” rector, y dentro de las cosas que respondió, con cierto manejo de diplomacia, levantó claras sospechas de que la línea es para Raúl Arias.

Córdova Cevallos dijo: “creo que lo que va a ganar es la continuidad y el trabajo”, y después resaltó el resultado de los foros realizados la semana pasada en la UV, donde, además de levantar el consenso de la población universitaria, entre académicos y estudiantes, sobre el rumbo de la universidad, se entregaron unos formatos de adhesión a Raúl Arias Lovillo.

Esto ocurrió en las cinco regiones de la UV donde se instaló el foro, y con ello Arias Lovillo podría “demostrar” a sus contrincantes (que son cuatro: Rafael Arias Hernández, actual secretario ejecutivo del Copladever; Félix Baez Jorge, ex director de la Editora de Gobierno; Francisco Monfort Guillén, ex secretario ejecutivo del IEV; y la diputada local priista, Clara Celina Medina Sagahón), que él tiene la mayoría y la simpatía de la comunidad universitaria.

Aunque también en esta misma semana Arias Lovillo haya declarado que no hay mano negra en el proceso y que todos incluido él, por supuesto, tienen las mismas posibilidades de ser el próximo Rector. Sin embargo, hechos como el ocurrido durante el foro, ponen en duda la transparencia del proceso, tal como otros aspirantes lo han denunciado públicamente.

Fuchi a la diputada
Y quien ya vivió en carne propia “la línea”, fue Clara Celina Medina Sagahón, actual diputada local por Poza Rica y ex vicerrectora de esta región de la UV, a quien le cerraron las puertas de la Vicerrectoría cuando intentaba solicitar el voto a sus compañeros académicos.

Le fue tan mal, que hasta se hizo de palabras con personas con las que ella trabajó directamente durante su período –largo, por cierto-, en la Vicerrectoría. Pero no bastándole ese rechazo, se fue a buscar el voto al área de Ingeniería –de donde salió el actual vicerrector, Córdova Cevallos-, y no es necesario decir que le fue peor. Prácticamente la corrieron, pues es una de las áreas en donde menos goza popularidad, no de ahora, sino desde que era vicerrectora.

La trova
“No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir, y ser feliz es mi color de identidad…” podría esta canción convertirse este en el próximo himno de Poza Rica –aprovechando la corriente sexenal en Veracruz de crear nuevos himnos-, ahora que se inicie el foro para debatir si la raíz cultural del municipio debe ser huasteca y no totonaca, como llevamos años creyéndolo.

¿Por qué huastecos? Dice la directora municipal de Cultural, María del Carmen Ramírez Chávez, que por la afinidad cultural con la cultura huasteca, reflejada en la música, el baile y la gastronomía, “especialmente la gastronomía”. Qué bueno que no comenzaron este debate sobre la identidad de Poza Rica cuando las familias chinas tuvieron una importante presencia en los orígenes de la ciudad, y varios fueron los negocios, entre ellos los cafés chinos, porque ¡ah qué difícil se me haría aprender mandarín!

Por lo pronto, para el 8 de julio se realizará la presentación de los trabajos que darán como resultado el proyecto ejecutivo de la declaratoria del reconocimiento de la raíz huasteca de la ciudad, a ritmo de huapango, y en septiembre los foros.

La última y nos vamos
¿Quién dijo “yo no soy político, yo llegué aquí (a la alcaldía) por accidente”? Efectivamente, el alcalde por accidente de Poza Rica, Pablo Anaya Rivera, durante la reunión del Concejo Municipal de Patrimonio Cultural, como una aclaración luego de que varios de los presentes dijeron que era muy bueno que el proyecto del Museo del Petróleo no quedara a merced de políticos, sino de la UV.

La pregunta es ¿qué tipo de accidente lo hizo alcalde y quiénes resultaron afectados en esta tragedia?

Comentarios, quejas y sugerencias, dejar aquí:

2 comentarios:

jezús dijo...

bien rod bien,
realmente me agrado

ay! pobrecilla celina

jejeje

mentado poder, si de una
u otra forma todos lo quieren,
desde la pareja, familia...
instituciones... sin finnn...

todos lo buscan y desean obtener

felicidades!! nuevamente

atte. jesús

Erendira Tinajero dijo...

Jajajajaja!!
Thumbs up!!

A mi me gusta la Zona