domingo, 12 de octubre de 2008

Educar para no discriminar

Zona de Tolerancia

Por Rodrigo Vidal


El pasado 9 de octubre concluyó el Foro Internacional sobre Inclusión Educativa, Atención a la Diversidad y No Discriminación, celebrado en la Ciudad de México, que en la declaración final inician con un rechazo a “la persistencia o recrudecimiento de las actitudes, conductas y prácticas discriminatorias, así como de sus efectos negativos en las relaciones sociales, y específicamente en el ámbito educativo”.

Durante tres días (7 al 9), los y las participantes trabajaron sobre el análisis de la exclusión en la educación que es la causa de muchas discriminaciones. Si están interesados en el texto completo de la declaración final pueden consultar www.conapred.org.mx, vale la pena, pero para el caso del presente artículo, nos brincaremos hasta las propuestas:

Hacer exigible el derecho a la educación para todas y todos, lo cual requiere crear condiciones de igualdad y equidad (todo parejo para todos); proveer recursos públicos suficientes (lo repetiré en mayúsculas RECURSOS SUFICIENTES), para garantizar la calidad y la equidad educativas, favoreciendo la autogestión de una parte de los mismos por grupos tradicionalmente discriminados (recordemos que México está en el último lugar de los 30 países de la OCDE por la baja aportación que hace de recursos por alumno).

Crear entornos de aprendizaje que aseguren el efectivo ejercicio del derecho a la educación, mediante la adecuada articulación entre políticas educativas y las demás políticas de desarrollo social. Garantizar la coherencia entre las políticas de promoción de la calidad educativa y las de equidad con el fin de elevar los estándares de educación sin afectar el carácter democrático que ésta debe tener; defender la vigencia del Estado laico y los valores que le son asociados (¡ojo con este punto, va para aquellos que se pasan la laicidad de la educación y el Estado completo por salva sea la parte!).

Formar a las personas en la interculturalidad y la educación cívica y ética educando desde lo cotidiano, desde el diálogo participativo y democrático, desde el respeto a la vida y la dignidad humanas, desde y para la diversidad; promover la recuperación, sistematización y difusión de experiencias exitosas de inclusión educativa, atención a la diversidad y no discriminación (¡las experiencias exitosas!).

Favorecer la implantación de políticas, normas y valores de no discriminación en el sistema educativo; combatir los prejuicios y los estereotipos para que la escuela se convierta en un espacio donde prevalezcan relaciones de respeto y aprecio por la diversidad (así que eso del niño gordito, prietito, chaparrito, y demás “cariñosivos” se debe acabar); favorecer la genuina integración de las personas con discapacidad al sistema educativo, proveyéndoles de todos los apoyos necesarios para su mejor desempeño.

Sensibilizar a las y los empleadores públicos y privados para que vuelvan accesibles y sin discriminación sus espacios laborales, complementando de esta manera los esfuerzos que se hagan en este sentido en el sistema educativo (para quien se lo quiera poner); promover en las escuelas los valores, actitudes y prácticas de conciliación y solución consensuada de conflictos en lugar de la disciplinarización (que rima con militarización).

Evitar la criminalización de las conductas disruptivas en el medio escolar que contribuyen a incrementar la desigualdad social; recuperar experiencias nacionales que basan su interacción educativa en las emociones y el reforzamiento de la destreza técnica para hacer frente a comportamientos negativos y violentos; favorecer la participación de las y los alumnos y de la comunidad en la resolución conjunta de los problemas educativos, entre ellos los relacionados con la violencia en las escuelas.

Profundizar los esfuerzos para lograr alianzas entre Estado y sociedad, y fortalecer la participación de ésta en la escuela con el fin de consolidar las políticas que permitan mejorar la calidad de la educación en nuestros países; impulsar la participación e involucramiento de los padres y madres de familia, de las y los estudiantes y de las comunidades en el esfuerzo educativo.

Urgir a las autoridades educativas de nuestros países a adoptar los principios de participación y no discriminación en el desarrollo de programas educativos continuos y de mejora permanente, a fin de que resulten innovadores, flexibles en su instrumentación y permitan el reconocimiento e inclusión de la diversidad de las comunidades, colectivos, grupos sociales y de las personas en lo individual.

Demandar a las autoridades de nuestros países desarrollar políticas que favorezcan un equilibrio estructural en todos los niveles y modalidades educativos, fortalezcan la autonomía de las escuelas e identifiquen necesidades para alcanzar una distribución equitativa de los recursos financieros, materiales, tecnológicos y humanos; y finalmente exhortar a los gobiernos de la región a convertir la inclusión, la atención a la diversidad y la no discriminación en componentes clave del diseño de políticas educativas en Iberoamérica.

Y si me permiten agregar algo, en nada se parece esto a la Alianza por la Calidad de la Educación, firmada entre Elba Esther Gordillo y el Gobierno de Felipe Calderón, luego entonces ¿hacia dónde vamos?

El picadero
- No, sencillamente ni el PRI ni la Sección 30 del Sindicato Petrolero, responsables históricos de la matanza de 1958 en Poza Rica, se asumieron como tal. Para los muy religiosos les recuerdo que hasta la Iglesia Católica ofreció disculpas (tardías), sobre los crímenes de la Santa Inquisición y hasta por excomulgar a Galileo, quien le dijo que la tierra ni era plana, ni era el centro del universo.

- Lo decía el martes pasado: la bisexualidad, homosexualidad, transexualidad, hermafrodismo, todas esas orientaciones sexuales figuran en varias especies del reino animal y hasta protozoo. Entonces ¿por qué la Iglesia Católica se empeña en decir que es contra natura? Más contra natura es impedir que una persona lleve una vida sexual… o al menos así lo simulen.

- Sobre el tema anterior, resulta que el capellán de la Bolsa de Londres, el reverendo Mullen, quien considera “claramente antinatural” la homosexualidad, propuso tatuar a los presos homosexuales con la advertencia “la sodomía puede dañar seriamente su salud” o “la felación mata”, como una medida para identificarlos del resto. Pero olvida que mata la homofobia, no la homosexualidad. Amén.

Comentarios, quejas, sugerencias y chistes colorados dirigirlos a: rodrigovp76@gmail.com

1 comentario:

ADN, eL MoRb0sO dijo...

Ah qué Ruy, pos yo te iba a mandar un chiste colorado... pero me arrepentí...

OyeSSS, después de haber leído tu post kilométrico (oilo, oilo) paso a decirte que....

Chan chan chaaaaan....

(música de suspenso)


Cambié de casa!!!

Así es, pa'que quites o agregues a tu blogRoll esta nueva edición del ADN...

http://MorboLiterario.blogspot.com

Es pachanga en martes, pero eso no le quita que 'haiga' chelas, drogas y galletas de animalito con betún de ese fosforecente en la parte de arriba... jejejeje.

Te espero eeeeh...


NO COVER.


sALUDOS.

A mi me gusta la Zona